Feeds:
Entradas
Comentarios

En Tinieblas…

Isaías 8:20
“¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.”

¿Por qué el mundo y sus líderes, aun religiosos, hablan como hablan? La respuesta es sencilla: Porque no les ha amanecido… Cristo no ha resplandecido en sus corazones… ellos están en tinieblas, y si algo no cambia, irán a las tinieblas eternas.

1 Juan 5:19 nos deja saber que el mundo entero está bajo el maligno; y en palabras de Jesús mismo, es por eso que hacen y hablan así… Juan 8:44Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

Cuando uno es de Dios, las palabras de Dios oye, y las palabras de Dios habla… no por ser mejores, o superiores; sino por que nos amaneció… 2 Corintios 4:6Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

Ahora, nuestras vidas son regidas por la palabra de Dios; y con diligencia procuramos presentarnos a Dios aprobados, como obreros que no tenemos de que avergonzarnos, sino que usamos bien la palabra de Dios. La leemos y la creemos; nos esforzamos en su gracia por obedecerla; y miramos el mundo con los lentes de la fe. 

Porque la creemos y conocemos, sabemos qué está pasando, y qué tiene que pasar; ella nos dice cómo termina la historia, y nos deja saber que en Jesucristo somos más que vencedores.

¿Qué rige tu vida? ¿Cómo son tus palabras y pensamientos? ¿Te ha amanecido?

Isaías 8:22
Y mirarán a la tierra, y he aquí tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia; y serán sumidos en las tinieblas.

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

En Aquel Día…

Este mundo es un mundo de maldad y perversión; y ésta es una de las señales de cuán cerca está la segunda venida de Cristo. Jesús dijo… Mateo 24:37Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.” ¿Qué caracterizaba los días de Noé? Fuera de mucha agua, la maldad del hombre… Génesis 6:5Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

Lucas 17:27Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos.” – Es decir, todo era normal en medio de su maldad, hasta que vino el diluvio y los destruyó a todos.

Jesús dice que así será su segunda venida. Este mundo se complace en su maldad, y trata de negar a Dios y su santa verdad en todas las maneras posibles. Dios les advierte… Isaías 5:20-23¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos! ¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida; los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!”

¡Ay!, porque viene el día del Señor.

  • Isaías 2:10-11; 20-21 “Métete en la peña, escóndete en el polvo, de la presencia temible de Jehová, y del resplandor de su majestad. La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y Jehová solo será exaltado en aquel día. (20-21) Aquel día arrojará el hombre a los topos y murciélagos sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que le hicieron para que adorase, y se meterá en las hendiduras de las rocas y en las cavernas de las peñas, por la presencia formidable de Jehová, y por el resplandor de su majestad, cuando se levante para castigar la tierra.”

La primera vez, Jesús vino en pañales, nació en un pesebre, y murió en medio de dos ladrones; y todo por amor a ti, para tratar con tu pecado, y con el mío. Y piénsalo, “consumado es”; es decir, no pudieron con él en pañales… la segunda vez será diferente su venida… Mateo 24:29-30E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.

Y es en este momento que todos los impíos que están por recibir su castigo, pues el Señor se habrá levantado para castigar la tierra, buscarán literalmente escondederos… ¿pero, cómo esconderse de Dios?

Apocalipsis 6:12-17Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

¿Quién nos libra de la ira venidera? El mismo Cordero que fue inmolado por nuestros pecados, y el poner nuestra fe en él.

1 Tesalonicenses 1:9-10

“porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.”

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

¡Qué Invitación!

  • Cantares 2:14 “Paloma mía, que estás en los agujeros de la peña, en lo escondido de escarpados parajes, Muéstrame tu rostro, hazme oír tu voz; Porque dulce es la voz tuya, y hermoso tu aspecto.”

En estas palabras de Salomón a la sulamita, tenemos una invitación de Cristo a su iglesia; una invitación a pasar tiempo con él, en oración. ¡Y qué invitación!

El Señor nos dice: “Muéstrame tu rostro, hazme oír tu voz; Porque dulce es la voz tuya, y hermoso tu aspecto.” … Me fascina tu voz, me encanta tu aspecto, ven a mí, y háblame, amada mía.

Hebreos nos recuerda que el suyo es un trono de gracia, y nos invita a acercarnos con toda confianza… Hebreos 4:16Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” Y esto es verdad, es así, y nunca cambia… puedes ir a él con confianza… su trono es EL TRONO DE LA GRACIA.

Aunque puedes acercarte en cualquier momento, y de cualquier manera; ¿no te gustaría, en lo posible, venir bien arreglada delante de tu amado. oh amada iglesia?

Y en esta invitación llena de amor, se nos dan dos claves para venir “mejor ataviados” Una voz dulce, y un hermoso aspecto. Esto habla de un creyente lleno de la palabra y del Espíritu.

Nota que se refiere a su amada como “Paloma mía”; y sabemos muy bien lo que tipifica la paloma (Juan 1:32). Así vemos a una iglesia plena del Espíritu. Pero además vemos que su aspecto es hermoso, y esto hace referencia a una buena conducta, una vida de obediencia en Jesucristo; podríamos decir, una iglesia vestida de Cristo.

Y por último, el Señor dice que su voz es dulce… ¿como la miel? Ezequiel 3:3Y me dijo: Hijo de hombre, alimenta tu vientre, y llena tus entrañas de este rollo que yo te doy. Y lo comí, y fue en mi boca dulce como miel.” Lo que hace de su oración, una oración conforme a la voluntad de Dios, conforme a su palabra.

Hoy se nos anima a ir al trono de la gracia. Y puedes ir cuando quieras, y aun como quieras. Allí siempre hay gracia, y oportuno socorro. Pero que bonito también poder mostrar nuestro amor al Señor, e ir a su presencia llenos del Espíritu, y con una oración bíblica. 

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

¿Cumples lo que prometes?

  • Eclesiastés 5:4-5 “Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.”

¿Eres de los que cumplen lo que prometen; o eres de los que rompen sus promesas?

Hablo de esas promesas que hacemos a los hijos, a nuestra esposa, a un amigo, o a alguien más. ¿Cumples o rompes promesas?

¿Y si se trata de Dios? ¿Lo ves con mayor gravedad, o con menor gravedad? … Dios entiende, decimos, al no cumplir lo que le prometemos. Llegamos a tratar a Dios con menor estima que al jefe en la oficina.

¿Cómo ve Dios el que no le cumplas lo que le has prometido? Salomón nos da la respuesta en este pasaje.

Veo tres principios claves en estas palabras:

  1. Si haces promesa a Dios, no tardes en cumplirla. Es decir, Dios sí espera que cumplas; y espera que lo hagas lo antes posible.
  2. Si no cumples, para Dios eres un insensato. Fuera de ser una palabra algo “fea” (necio, o tonto), es una palabra que debe preocuparte, pues tiene que ver con tu falta de sabiduría y temor de Dios… Proverbios 1:7El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.” ¿Quieres ser un insensato a los ojos de Dios? Entonces, teme a Dios, y cumple lo que prometes.
  3. Cumple lo que prometes. Dios no espera tus promesas. El que le agrades a Dios no descansa en  que le prometas cosas; tu aceptación a los ojos de Dios descansa en la persona de Jesucristo… Efesios 1:6para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,” Si no has de cumplir, mejor es que no prometas. 

EL ES DIOS, quien te ve y te escucha; delante de quien andas; y si le haces una promesa, él espera la cumplas. Si no cumples lo que prometes, eres un insensato a los ojos de Dios.

2 Corintios 1:20

“porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.”

Si vamos a ser más como nuestro Padre que esta en los cielos, y su Hijo Jesucristo, debemos cumplir nuestras promesas.

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

De Doble Faz

Proverbios 24:10
Si fueres flojo en el día de trabajo, Tu fuerza será reducida.

Estas palabras se pueden ver de dos maneras diferentes, e igualmente validas; y es algo que se descubre al leer este pasaje también en su versión en ingles, la cual se podría traducir: “Si te desmayas en el día de la adversidad, tu fuerza es poca”

Piénsalo… por un lado, si es hora de trabajar para el Señor, y tú eres un flojo; pues la poca fuerza que tengas será reducida, y te harás más flojo aún.

Por el otro lado, la otra faz, si no tienes fuerza, si te desmayas a la hora de enfrentar la adversidad o el trabajo, es porque tu fuerza es poca… lo que se da a causa de no fortalecerte en el Señor.

Sea un lado de estas palabras, o sea el otro, notarás que ambas tienen que ver con el hecho de que el Señor es nuestra fortaleza en el día de trabajo. Si te fortaleces en él, tendrás fuerza; y si no lo haces, vas a desmayar.

Efesios 6:10Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Recuerda que estás palabras las escribe el apóstol Pablo en el contexto de resistir el día malo, el ataque del enemigo. 

¡Que tengan el mejor de los fines de semana!

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

 

Una respuesta por Amor

Proverbios 23:26
Dame, hijo mío, tu corazón,
Y miren tus ojos por mis caminos.

Creo que podemos decir con libertad que Proverbios 23:26 es el Romanos 12:1-2 del Antiguo Testamento.

Vamos a recordar lo que dice Romanos 12:1-2Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

En muy pocas palabras, Romanos nos dice: Cuerpos entregados y mentes transformadas, a causa de su misericordia para con nosotros.

El Señor, en Proverbios, nos dice lo que quiere; y a la misma vez que nos recuerda su gran amor y misericordia.

¿Qué quiere Dios? Que le demos nuestro corazón a él; y que nuestros ojos miren por sus caminos.

¿Por qué deberíamos hacerlo? Por su gran amor con que nos amó… 1 Juan 3:1Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; …   

En términos del Nuevo Testamento, el darle nuestro corazón a Dios significa presentarnos a él en sacrificio vivo; y el mirar por sus caminos no es más que renovar nuestra mente en su palabra, y conforme a su voluntad vivir nuestras vidas.

Y con estas dos palabras: “hijo mío”, Dios nos recuerda cuánto nos amó en Calvario. El mismo libro de Romanos nos recuerda que somos deudores, no de la carne, sino del amor de Dios, y por esto el vivir para Dios, el entregarle nuestro corazón, es nuestro culto racional, lo mínimo que podemos y debemos hacer… Romanos 8:12Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;

Si de verdad entiendes y has recibido el amor de Dios… dale tu corazón al Señor, y tus ojos miren por sus caminos. Esta es la santidad bíblica, la verdadera consagración a Dios.   

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

La Restauración Bíblica

  • Proverbios 16:6 “Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.”

En este corto versículo tenemos la receta completa para la restauración del caído. Podemos ver con claridad que incluye dos partes; primeramente la parte del “equipo de restauración”, el cual está llamado a corregir el pecado con misericordia y verdad, tal como nos enseña Pablo en Gálatas 6:1Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.” Así, aquellos hombres llenos del Espíritu de Dios, con mansedumbre y mucha misericordia, y la palabra de Dios en la mano, están llamados a corregir para restauración al que ha caído en pecado (al que es sorprendido en alguna falta). Siempre que lo permita el que ha fallado, estamos llamados siempre a restaurarle y edificarle, nunca a destruirle… 2 Corintios 13:10Por esto os escribo estando ausente, para no usar de severidad cuando esté presente, conforme a la autoridad que el Señor me ha dado para edificación, y no para destrucción.

Esta corrección siempre descansa en la obra redentora de nuestro Señor Jesucristo, pues el sentir de estas palabras (otra forma de decir este pasaje) es… Por la misericordia y la verdad el pecado es purgado, cubierto, reconciliado. Esto habla del amor de Dios, y la obra redentora, expiatoria de nuestro Señor Jesucristo en el madero, conforme a las Escrituras.

Ya sea que, muertos en pecado vayamos a Cristo por primera vez, para el perdón de nuestros pecados; o vayamos al liderazgo para restauración ante una caída; el pecado se corrige con misericordia y verdad.

Pero nota después la segunda parte… “Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.”

Como pastores no somos, ni podemos ser, policías espirituales. Es imposible que andemos todos los días, detrás de todos los creyentes, asegurándonos de que no pequen… ¡qué pesadilla solo pensar en esto!

Entonces, ¿que hacer una vez haya sido restaurado, o perdonado por Dios de mis pecados, para no andar cayendo? La respuesta es el temor del Señor. Pero acá encontramos un pequeño problema… el temor de Dios es algo que solo Dios te puede enseñar; y es algo que nadie más puede sentir por ti.

Salmos 34:11 “Venid, hijos, oídme; El temor de Jehová os enseñaré.” 

Esto implica que como creyentes necesitamos estar en la palabra, para escuchar su voz, y ser por él enseñados a temerle. Ese temor de Dios causará nos apartemos del mal… nada más lo hará. Y de nuevo, esto es algo que es responsabilidad de cada creyente.

Ya Dios hizo su parte… ya el Señor Jesucristo hizo su parte… ya el equipo de restauración ha hecho su parte… ahora te corresponde hacer la tuya.   

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22