Feeds:
Entradas
Comentarios

En Su Nombre

En 1 Samuel 17 tenemos la famosa historia de David y Goliat; una historia que nos cuestiona en cuanto a nuestro enfoque, fe, y confianza. El mundo y el enemigo que lo gobierna (1 Juan 5:19 “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.”) buscan siempre “fascinarnos”, para que quitemos los ojos de Dios, y nos olvidemos de que él es, y los pongamos en lo terrenal.

Israel ha salido en batalla contra los filisteos, pero ya por cuarenta días no se ha dado la batalla, ya que un gigante sale de entre las filas de los filisteos, y desafía a los israelitas en combate hombre a hombre (o tal vez mejor decir, hombre a gigante); e Israel tiene mucho miedo…

  • 1 Samuel 17:24-25 Y todos los varones de Israel que veían aquel hombre huían de su presencia, y tenían gran temor. Y cada uno de los de Israel decía: ¿No habéis visto aquel hombre que ha salido? Él se adelanta para provocar a Israel. Al que le venciere, el rey le enriquecerá con grandes riquezas, y le dará su hija, y eximirá de tributos a la casa de su padre en Israel.” 

¡Qué error tan grave, y tan común! Quitar los ojos de Dios, para mirar lo que tenemos delante; para mirar al hombre en este caso. Digo que es común, pues le ha pasado a hombres como Samuel el profeta, y al mismo apóstol Pedro. David, el hombre conforme al corazón de Dios, es diferente en esta área, como vamos a ver muy bien hoy…

Samuel acaba de caer en el mismo error, cuando es enviado a ungir a David, y ve a su hermano mayor, Eliab; y considera que por su altura, es el indicado. Pero Dios le dice: 1 Samuel 16:7Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

Pedro ha pedido al Señor caminar sobre el agua; ¡y lo está haciendo! Es entonces que quita sus ojos de Jesús, y comienza a mirar a las olas y al viento… de inmediato comienza a hundirse.

David, como veremos hoy, era diferente… Salmos 121:1-2Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.” – Aunque ahí están los montes tan altos e imponentes, David mira a aquel que no solo hizo los montes, sino los cielos y la tierra.

Israel tiene gran temor; y nadie se atreve a enfrentar a este gigante. Israel ha olvidado a su Dios; ha olvidado en nombre de quién marcha a la batalla. Pero no David, quien al llegar y oír a este gigante desafiar a Israel; y ver el miedo de sus hermanos israelitas, dice:

  • 1 Samuel 17:26 “Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?”

El no ve a un gigante… ni siquiera a un “hombre” especial, como veía el pueblo; sino que ve al Dios viviente, y a un filisteo incircunciso que se atreve a desafiar al ejército del Dios viviente… 1 Samuel 17:36Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente.

Y es así que David enfrenta al gigante, en nombre de Jehová de los ejércitos…

  • 1 Samuel 17:45-46 “Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.”

No solo marcha contra Goliat en el nombre de Jehová de los ejércitos, sino que marcha por la causa… para que todo el mundo sepa que Jehová es Dios, y el Dios de Israel, y que no hay otro.

Por esto debemos vivir nuestra vida… “puestos los ojos en Jesús”

Salmos 24:7-10

Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla. Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos, Él es el Rey de la gloria. Selah

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

¿Entiendes… Obedece!

En 1 Samuel tenemos el punto de quiebre en el reinado de Saúl. Es acá que él desobedece y es desechado como rey. Hoy vamos a seguir en forma especifica la desobediencia de Saúl, y tratar de aprender de ella.

  • 1 Samuel 15:1 “Después Samuel dijo a Saúl: Jehová me envió a que te ungiese por rey sobre su pueblo Israel; ahora, pues, está atento a las palabras de Jehová.

Todo comienza acá, cuando Samuel le recuerda a Saúl quién le hizo rey; y por eso, él debería estar atento a las palabras de Jehová. Si hemos de servir, seguir, y obedecer al Señor, lo primero y más importante es poner mucha atención a lo que él nos dice. Si no ponemos atención, no vamos a entender lo que él nos pide, o vamos a ignorar algunas de las cosas específicas que él nos pide.

Lo que Dios le pide es muy claro; pero Saúl lo ignora, y cambia el plan de Dios (Lee 1 Samuel 15:2-9).

  • 1 Samuel 15:10-11 “Y vino palabra de Jehová a Samuel, diciendo: Me pesa haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbró Samuel, y clamó a Jehová toda aquella noche.”

Dios nos deja saber, por medio de la historia de Saúl, que en el momento en que dejamos de cumplir sus palabras, nos volvemos de en pos de él. Nos decimos “discípulos / seguidores de Cristo”; pero si no le obedecemos, si dejamos de lado lo que entendemos él nos pide, ya no le estamos siguiendo.

  • 1 Samuel 15:13 “Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová; yo he cumplido la palabra de Jehová.” 

Saúl, endurecido de corazón por la desobediencia, cree que ha cumplido la palabra del Señor, cuando para cualquiera que lee la historia es obvio que no lo hizo. Para Saúl, cumplir con el 90% es cumplir el 100%. Para Dios el desobedecer un 10% o un .001% es rebeldía; es desobediencia.

  • 1 Samuel 15:18-20Y Jehová te envió en misión y dijo: Ve, destruye a los pecadores de Amalec, y hazles guerra hasta que los acabes. ¿Por qué, pues, no has oído la voz de Jehová, sino que vuelto al botín has hecho lo malo ante los ojos de Jehová? Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas.” 

La misión era tan clara… el mandato era tan claro… no había cabida para los mal entendidos o la confusión… Y ante la confrontación bíblica por parte de Samuel, Saúl sigue insistiendo en que no ha hecho nada malo, para él. El rebelde siempre luchará con la verdad, y dará sus excusas… “Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas.”

Pero eso no anula la palabra de Dios, y la rebeldía del sujeto en cuestión…

  • 1 Samuel 15:22-23 Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey.”

Dos cosas acá: La primera es la gravedad de la desobediencia a Dios. Se compara con adivinación, y con ídolos e idolatría, cosas por las cuales, según la ley, se debería dar muerte.

La segunda, y tal vez la que más tiene que ver con el tema de hoy, es la gran importancia de prestar atención (así comenzó esta historia – Vr1 “está atento a las palabras de Jehová”), para entonces poder obedecer al pie de la letra lo que orden nuestro Señor. Y esto, el obedecer y prestar atención, agrada a Dios más que los sacrificios y la grosura de carneros… piensa en esto por un momento: Los sacrificios tipifican el sacrificio del Hijo de Dios en la cruz del Calvario, a causa de nuestra desobediencia en Edén; y Dios se agrada y complace en su Hijo, quien fue obediente hasta la muerte, y muerte de cruz… ¿querrá él nuestra obediencia, o más sacrificios? 

————— O ————–

Ayer Dios nos dio un hermoso Servicio de Aniversario como iglesia. Damos gracias a Dios por estos 32 años de historia, que nos ha dado; y de su gracia y buena mano sobre nosotros. Más tarde estaré subiendo un video que resume nuestra historia, y la grandeza del Buen Señor, como su bondad para con “La Biblia Dice…”.

Acá va el video; espero lo disfruten.

https://youtu.be/sjb3iG_VSH0

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Hoy viernes, algo muy sencillo y breve…

En el libro de Rut tenemos una historia de amor y redención, que no es más que un hermoso cuadro de Cristo (Booz) y la iglesia (Rut). En el capítulo 2 vemos a Rut en el campo, trabajando duro; y vemos que vale la pena hacer la tarea.

Rut 2:12

“Jehová recompense tu obra, y tu remuneración sea cumplida de parte de Jehová Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte.”

Este es el deseo de Booz para con Rut; y en estas palabras podemos ver el deseo del Señor para con nosotros, su iglesia. Por un lado, el Señor desea que nuestro galardón sea cumplido; y por otro lado, el Señor nos recuerda que nuestro trabajo papa él nunca será en vano.

2 Juan 1:8Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo.

1 Corintios 15:58Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

Rut 2:17

“Espigó, pues, en el campo hasta la noche, y desgranó lo que había recogido, y fue como un efa de cebada.”

Acá vemos en forma especifica la tarea de Rut; lo que era su trabajo en el campo. Por un lado estaba el espigar en el campo; y por el otro lado estaba el desgranar lo que había recogido.

Dios nos regala un cuadro precioso de lo que es la tarea de la iglesia; por un lado, el espigar tipifica al evangelismo, que no es más que recoger ese fruto en el campo que Dios nos ha dado. Pero hay más que hacer; y tiene que ver con el desgranar, o limpiar lo recogido, que tipifica el discipulado, cuando les enseñamos a guardar la palabra de Dios, lo que limpia sus vidas. Como parte de la Gran Comisión, después de ganarles y bautizarles, Dios nos dice…

Mateo 28:20 “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Ahí está la tarea, y el galardón es firme… vale la pena; los dividendos son eternos.    

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Con ÉL y sin ÉL

Esta mañana veía en la vida de Sansón la gran diferencia que Dios marca en nuestras vidas. Lo que es estar con él, y lo que es estar sin él.

  • Jueces 15:14 “Y así que vino hasta Lehi, los filisteos salieron gritando a su encuentro; pero el Espíritu de Jehová vino sobre él, y las cuerdas que estaban en sus brazos se volvieron como lino quemado con fuego, y las ataduras se cayeron de sus manos.”

Vemos a Sansón, quien ha sido atado para ser entregado a morir en manos de los filisteos. Pero en ese instante el Espíritu del Señor viene sobre él, y de inmediato sus cuerdas y ataduras se deshacen; y ahora, suelto, derrota (un solo hombre) al ejército de los filisteos. Es acá que toma la famosa quijada de un asno, y con ella mata a mil hombres de los filisteos. ¡Mil contra uno; y el uno ganó!

En el poder del Espíritu de Dios, y ante la presencia del Señor, las ataduras se rompen, la victoria llega, y Dios recibe la gloria. Así fue también para con Sadrac, Mesac, y Abed-nego…

Daniel 3:21Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo.”

Por su fidelidad a Dios, estos tres varones fueron atados y echados al horno de fuego.

Daniel 3:24-26Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño; y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses. Entonces Nabucodonosor se acercó a la puerta del horno de fuego ardiendo, y dijo: Sadrac, Mesac y Abed-nego, siervos del Dios Altísimo, salid y venid. Entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron de en medio del fuego.”

Pero otra es la historia sin él…

  • Jueces 16:20-21 “Y le dijo: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Y luego que despertó él de su sueño, se dijo: Esta vez saldré como las otras y me escaparé. Pero él no sabía que Jehová ya se había apartado de él. Mas los filisteos le echaron mano, y le sacaron los ojos, y le llevaron a Gaza; y le ataron con cadenas para que moliese en la cárcel.”

Nota todo lo que este pasaje nos enseña, de lo que ocurre cuando a causa de nuestro constante pecado, Dios se aparta.

  1. Creemos que todo sigue igual
  2. Ni nos damos cuenta que el Señor se ha apartado
  3. Perdemos la vista
  4. Somos atados con cadenas
  5. Somos hechos prisioneros y siervos del enemigo

Tal vez lo que más me impactó, fue entender que Sansón no sabía que Jehová se había apartado de él.

Dejo en claro, muy en claro… NUESTRA SALVACIÓN NO SE PIERDE; pero haciendo la aplicación a nuestra vida, entendemos que Dios sí puede quitar su buena mano de sobre nosotros; y todo será muy diferente… pero que terrible entender que si esto llega a pasar, ni nos daremos cuenta… creeremos que todo está bien, y que todo sigue igual.

Haciendo la aplicación a la vida de la iglesia, la cosa se pone peor, pues en ese caso, si habrá consecuencias eternas. Podemos pasar de ser una iglesia salva y activa en la causa de Cristo, a ser una iglesia tibia, y condenada. 

Esta es la enseñanza clara de la Biblia. Podemos leer Apocalipsis 3:7-22; y veremos en los versículos 7-13 la iglesia de Filadelfia, la iglesia misionera por excelencia. ¡Qué iglesia!

Pero al leer los versículos 14-22, la historia de Laodicea es otra; y aunque es la iglesia que le sigue, nada que ver con Filadelfia.

Que increíble notar que es una iglesia que se cree súper bien, y no se ha dado cuenta de su triste realidad; no se ha dado cuenta de que todo ha cambiado… ¡y es ciega!

Apocalipsis 3:14-22Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Mejor no tentar al Señor; mejor no jugar con su paciencia y gran misericordia; mejor servirle por amor, con temor y temblor.

Gálatas 5:16

Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Haciendo su Voluntad

El Día de ayer celebramos como iglesia la vida de nuestro amado hermano Víctor Moreno, quien partió para estar con su amado Señor Jesucristo, dejando atrás el intenso dolor de un cuerpo muy herido por el cáncer. Para Víctor el vivir era Cristo, y el morir, ganancia. ¡Cuán increíble es predicar el servicio de un alma fiel a su Señor! Le vamos a extrañar inmensamente, pero damos gracias a Dios por llevarle a la gloria eterna. Oramos por Esperanza, sus hijos, nietos, y demás familia, para que el Dios de toda consolación les esté abrazando en estos momentos. 

Jueces 9:13

“Y la vid les respondió: ¿He de dejar mi mosto, que alegra a Dios y a los hombres, para ir a ser grande sobre los árboles?”

En estas palabras, puedo ver el gran amor del Señor hacía nosotros; como también su gran amor y obediencia hacia su Padre.

Por Juan 15 sabemos muy bien que Jesús es “la vid verdadera”; y el Padre es “el labrador”. Entender esto, hace de este pasaje uno muy interesante, y lleno de significado.

En esta pequeña historia de Jueces, le acaban de ofrecer a la vid el reino sobre los hombres. Jueces 9:12Dijeron luego los árboles a la vid: Pues ven tú, reina sobre nosotros.” Y lo que leemos en nuestro texto es la respuesta que les da la vid.

Por un lado se le ofrece la fama, la grandeza, y el mismo reino sobre los hombres; lo cual es rechazado por la vid.

En Juan 12 vemos a unos griegos muy interesados en conocer a Jesús; y cuando sus discípulos se lo dejan saber (ellos de verdad impactos por este hecho; y de alguna manera pensando en la fama), la respuesta del Señor es contundente… Juan 12:24De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.

En Juan 6 vemos a los judíos buscando al Señor para hacerle rey, ya que les ha dado “pan gratis” por medio de un milagro; pero una vez más la respuesta del Señor ante esta oferta de tener fama y gloria de los hombres, es un claro mensaje de su sacrificio en la cruz… Juan 6:51Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.

Por el orto lado, el rechazo a ese reino, tiene que ver con no dejar de dar su mosto, el cual alegra a Dios y a los hombres.

Al mosto se le relaciona con “la sangre de la uva” en Deuteronomio 32:14Mantequilla de vacas y leche de ovejas, Con grosura de corderos, Y carneros de Basán; también machos cabríos, Con lo mejor del trigo; Y de la sangre de la uva bebiste vino.”

En su obediencia el Señor hizo la voluntad del Padre, y por eso el padre tiene complacencia en su Hijo Amado. Juan 10:17Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.”

Y con su sangre derramada, nos redimió del pecado y de la muerte, dándonos el gran gozo de la salvación.

Gracias Señor Jesús, porque escogiste derramar tu sangre preciosa en una cruz, para pagar por nuestros pecados, conforme a la voluntad del Dios Padre, en vez de la fama y la grandeza entre los hombres.

Y ahora, nosotros… ¿qué vamos a escoger?  ¿Hacer la voluntad del Padre, o la nuestra? ¿Ser siervos del Dios del cielo, y de los hombres; o ser garndes entre los hombres?

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Sirviendo a Dios

Josué 24:14-15 “Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová. Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.”

Esta es parte del discurso de despedida de Josué. Con estas palabras, Josué desafía al pueblo de Israel a tomar una decisión: ¿A quién van a servir?

Él les presenta tres opciones: 1) Los dioses a los cuales sirvieron Taré y Abraham, cuando estuvieron al otro lado del río, antes que Dios llamará a Abraham (Josué 24:2Y dijo Josué a todo el pueblo: Así dice Jehová, Dios de Israel: Vuestros padres habitaron antiguamente al otro lado del río, esto es, Taré, padre de Abraham y de Nacor; y servían a dioses extraños.“). 2) Los dioses de los amorroes en cuya tierra habitan ahora; la cual Dios les dio como lo había prometido. 3) A Jehová Dios, el Dios de Abraham, de Isaac, y de Jacob; el Dios que los sacó de la tierra de Egipto con gran poder; y el mismo que los introdujo a la tierra prometida, dándoles la victoria sobre naciones más grande y fuertes que ellos.

Cuando uno analiza estas opciones, se da cuenta que son las mismas que tenemos como “cristianos” hoy en día. Vamos a servir a los ídolos mudos de la religión de nuestros padres; a los ídolos de este mundo; o al Dios que nos salvó, y nos llamo a su gloria en Jesucristo nuestro Señor.

Josué deja muy en claro a quién va a servir, tanto él, como su casa…

“pero yo y mi casa serviremos a Jehová.”

Pero nota una cosa más… Josué les deja saber lo que implica servir a Dios.

  1. Temer a Dios
  2. Servirle con integridad y verdad
  3. Quitar los ídolos del mundo (Egipto tipo del mundo)   

Ellos deberían andar delante de Dios, creyendo que él es, y que nos observa; y así, servirle sin dobles de corazón, sin hipocresía, sin una doble vida (en integridad), y conforme a la verdad de Dios, vestidos del Señor y haciendo su voluntad (Romanos 12:1-2). Y por último, sin ídolos… amando a Dios sobre todas las cosas, sin permitir que nada ni nadie se interponga entre Dios y ellos.

Entonces, y solo entonces, su servicio sería acepto a Dios.

Recuerda, Dios s Dios Celoso, y nos anhela solo para él. Josué les advierte de esto: Josué 24:19-20Entonces Josué dijo al pueblo: No podréis servir a Jehová, porque él es Dios santo, y Dios celoso; no sufrirá vuestras rebeliones y vuestros pecados. Si dejareis a Jehová y sirviereis a dioses ajenos, él se volverá y os hará mal, y os consumirá, después que os ha hecho bien.

Que hoy seamos como Josué; que con un entendimiento pleno de lo que implica y significa, digamos: PERO YO Y MI CASA SERVIREMOS A JEHOVÁ.

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

De Josué y Rahab

Hoy viernes quisiera compartirles dos pasajes; el uno de Josué, y el otro de Rahab la ramera.

  • Josué 5:14 “Él respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?”

Josué esta por tomar Jericó, y se encuentra con el Señor, quien tiene una espada en su mano. Josué, sin saber que era el Señor, le pregunta si es amigo o enemigo; y esta es su respuesta… “No” ni amigo, ni enemigo. La pregunta no es si Dios está con nosotros; sino que es, si nosotros estamos con Dios. Él no toma lado; es el hombre quien decide si está con Dios, o contra Dios.

Después le declara quien es: “mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora.” – este es el Verbo, Hijo de Dios, Jesucristo pre encarnado; y por eso, de inmediato, Josué está rostro en tierra, adorándole… Y el Señor recibe esa adoración. E inmediatamente después Josué dice: “¿Qué dice mi Señor a su siervo?” 

Así fue también con Saulo, camino a Damasco. Tan pronto Saulo entiende quién es que le ha aparecido, brillando como siete soles, esta es su respuesta…

Hechos 9:5-6Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. Él, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

El que dice que conoce a Jesús, y sigue viviendo la vida como le da la gana… no ha conocido al Señor.

  • Josué 6:23 “Y los espías entraron y sacaron a Rahab, a su padre, a su madre, a sus hermanos y todo lo que era suyo; y también sacaron a toda su parentela, y los pusieron fuera del campamento de Israel.”    

¡Esta mujer Rahab nunca deja de impactar mi vida! Antes de comentar de este pasaje, hagamos un breve retroceso…

Josué 2:11Oyendo esto, ha desmayado nuestro corazón; ni ha quedado más aliento en hombre alguno por causa de vosotros, porque Jehová vuestro Dios es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra.

Estas palabras de Rahab, quien llega a ser parte del Hall de los Héroes de la fe en Hebreos 11, muestran su fe en Dios; y una fe mayor que la de la gran mayoría de cristianos, e incluso algunos pastores.

Josué 2:24Y dijeron a Josué: Jehová ha entregado toda la tierra en nuestras manos; y también todos los moradores del país desmayan delante de nosotros.

Este es el informe de los dos espías enviados por Josué, y protegidos por Rahab… un poco diferente al primer informe de los diez espías rebeldes. Pero lo que a mi me impacta, es ver que este informe es inspirado por las palabras de una ramera de Jericó… Rahab.

Ahora, cuando finalmente llega el día en que los hijos de Israel toman a Jericó, vemos en nuestro versículo el fruto de esta mujer… Su padre, su madre, sus hermanos, y su parentela. Ella les “predico” del Dios de Israel, y de la salvación prometida a los que estuviesen en su casa (Josué 2:18-19); y toda su familia fue salva.

El que dice que conoce al Señor Jesucristo, y no tiene carga por sus seres queridos, en verdad no le ha conocido.

¡Qué tengan un muy buen fin de semana!

    

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22