Feeds:
Entradas
Comentarios

Siervo de Amor

  • Éxodo 21:5-6 “Y si el siervo dijere: Yo amo a mi señor, a mi mujer y a mis hijos, no saldré libre; entonces su amo lo llevará ante los jueces, y le hará estar junto a la puerta o al poste; y su amo le horadará la oreja con lesna, y será su siervo para siempre.”

Hoy muy breve… Ante la posibilidad de salir en “libertad”, pero dejando atrás a su señor, su esposa e hijos, los cuales llegó a tener ya siendo siervo de su señor, el siervo de amor dice: “Yo amo a mi señor, a mi mujer y a mis hijos, no saldré libre” En otras palabras, él considera su vida como siervo, con un amo que lo ama y trata humanamente, y una familia que vive tranquila y con todo lo que necesita; y entonces piensa: ¿Habrá mejor lugar, mejor trabajo, y mejor amo, que lo que ahora disfruto? ¿Por qué habría de irme a buscar lo que no se me ha perdido? Además, y más importante, yo amo a mi señor, y a mi familia… acá me quedo.

Con estos principios, Dios nos pinta un cuadro de lo que es su anhelo… que seamos sus siervos de amor; que le sirvamos porque le amamos, y sabemos que en ningún lugar del universo entero estaremos mejor, y seremos más felices que sirviéndole a él, junto con nuestra familia.

Que por entender su amor y gran misericordia, vengamos a él voluntariamente cada día, y le digamos: Señor, yo te amo; y me entrego a ti, y a tu voluntad, en sacrificio vivo y santo, agradable a ti, mi Señor. Renueva mi mente con tu palabra, para que yo sepa lo que quieres de mí; lo que es tu voluntad, para hacerla. Quiero ser tu siervo para siempre.

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

El Mar Rojo Se abre

Resultado de imagen para el mar rojo se abre

  • Éxodo 14:13-15 “Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis. Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.”

Esta mañana quisiera considerar varios principios que el Señor traía a mi mente, al leer este pasaje; y no solo éste, sino en general el cruce del Mar Rojo. Coloco esta porción, porque fue la que Dios usó, para llamar mi atención.

¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.

Dios ha sacado a su pueblo de Egipto, y los ha sacado con brazo poderoso; y su plan eterno es llevarlos a la tierra prometida, y allí alistar todo para la venida del Mesías prometido, su Hijo Jesucristo.

Ahora están justo donde Dios los quiere… Faraón persiguiendo, grandes montes a derecha e izquierda, y el Mar Rojo en frente. Vemos al pueblo murmurando, y al líder clamando… pero la respuesta del Señor de verdad me impacta: Di a los hijos de Israel que marchen… yo me encargo de Faraón y su ejército, como también del obstáculo que tienen en frente, el cual humanamente hablando es imposible de vencer.

Y es entonces que el Mar Rojo se abre, la nube pasa a la retaguardia, el pueblo pasa a salvo por en medio de dos grandes murallas de agua, y Faraón y su ejército son destruidos en el mar.

Todo lo que los hijos de Israel deberían hacer era marchar hacía adelante, a la tierra prometida por Dios a Abraham, Isaac, Israel y su descendencia; era cumplir con el propósito eterno, y Dios se encargaría de los obstáculos en el camino.

Has recibido al Señor, quien te libero del mundo, y has comenzado a crecer en tu iglesia a través del discipulado; y por esto el enemigo se molesta, y trata de detenerte y aun destruirte si pudiera. ¿Qué hacer ahora?

La respuesta de tu amado y todopoderoso Señor es: Marcha adelante, sigue creciendo, no te detengas… yo peleo por ti, y verás mi salvación, sin importar lo alto o grande del obstáculo por delante, lo poderoso del enemigo por detrás; y aun lo inclinado y alto de  los montes por los lados.

estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros

Cuando leemos una porción de la Biblia como esta del cruce del Mar Rojo, por alguna razón nos imaginamos ser Moisés, y hasta Dios; pero pocas veces nos imaginamos ser el pueblo rebelde y murmurador, y menos ser Faraón.

¿Qué tal si hoy nos permitimos ser el pueblo?

Acabamos de ver a Dios en acción, trayendo cantidad de plagas que literalmente han destruido a Egipto, y aun viviendo en medio de ellos, jamás nos tocaron a nosotros, nuestros hijos, o nuestros ganados.

Escuchamos el lamento de todo Egipto ante la muerte de los primogénitos; y con mucho terror, sentimos al destructor pasar por encima de nuestras casas… por segundos dudando si no entraría a matar a nuestro primogénito. Pero ni uno de nosotros murió.

Y esa noche, afanados por los mismos egipcios, quienes nos daban oro y plata, y joyas, dejamos atrás a la nación que por cuatrocientos años nos retuvo como siervos y esclavos.

Mientras dejamos atrás a Egipto, celebramos a la vez la primera fiesta de Pentecostés, y el mismo nacimiento de nuestra nación. Se siente la alegría, la emoción.

Llegamos hasta la orilla del Mar Rojo, y fue entonces que… “Siguiéndolos, pues, los egipcios, con toda la caballería y carros de Faraón, su gente de a caballo, y todo su ejército, los alcanzaron acampados junto al mar, al lado de Pi-hahirot, delante de Baal-zefón. Y cuando Faraón se hubo acercado, los hijos de Israel alzaron sus ojos, y he aquí que los egipcios venían tras ellos; por lo que los hijos de Israel temieron en gran manera, y clamaron a Jehová.Éxodo 14:9-10  

Y de inmediato comenzamos a murmurar, a quejarnos, y a echarle la culpa al liderazgo (yo se que eso nunca pasa con nosotros… 🙂

Éxodo 14:11-12 “Y dijeron a Moisés: ¿No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto? ¿Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto? ¿No es esto lo que te hablamos en Egipto, diciendo: Déjanos servir a los egipcios? Porque mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto.”

Creo que siendo muy honestos, no nos cuesta vernos ahí en medio de ellos, criticando todo, y a todos. Pero de repente, en medio del gran temor, el pánico, y aun las quejas… oímos la potente voz de nuestro líder: ¡Marchen!

Y al mirar atrás, le vemos sobre una roca alta, y sus manos levantadas al cielo, y la vara en sus manos… no puedo negarlo… me emociono, y de una manera que ni entiendo, cobro animo, y comienzo a marchar… mis ojos no pueden creer lo que ven… el mar se ha abierto delante de nosotros, y nuestra retaguardia, antes descubierta, ahora está protegida por el Ángel de Jehová y su nube de fuego.

Podemos ver, como en toda la noche, los egipcios jamás se acercaron a nosotros… y al contrario, ya al amanecer escuchamos sus alaridos de terror, cuando el Señor quita las ruedas de sus carros de guerra, y las aguas comienzan a regresar a su lugar, cayendo sobre ellos.

Ya al otro lado, maravillados, cantamos con Moisés un hermoso cántico de victoria. 

Como líderes…

Piensa ahora en el líder, y considera la gran importancia de nuestra fe en Dios, nuestro ejemplo a los ojos del pueblo, y aun nuestras oraciones al cielo, como líderes… cómo todo esto afecta tremendamente al pueblo de Dios, para bien.

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Materialistas?

  • Éxodo 10:24 “Entonces Faraón hizo llamar a Moisés, y dijo: Id, servid a Jehová; solamente queden vuestras ovejas y vuestras vacas; vayan también vuestros niños con vosotros.”

Imagino conoces bien la historia del éxodo de Israel, de la tierra de Egipto. En caso contrario, te animo a leer los primeros 12 capítulos del Éxodo.

Esta mañana tan solo quisiera tratar con un pensamiento que venía a mi mente. Se da en ese tire y afloje (la negociación) entre Faraón y Moisés en cuanto a la salida de Israel de la tierra de Egipto, para ofrecer sacrificios al Dios de Israel. Faraón, tal y como Dios dijo que sería, se opone en forma rotunda a la salida del pueblo de Dios; y solo a través del brazo extendido de Dios, manifestado a través de las diferentes plagas, el enemigo comienza a ceder poco a poco.

La petición “original” la podemos leer en Éxodo 10:9Moisés respondió: Hemos de ir con nuestros niños y con nuestros viejos, con nuestros hijos y con nuestras hijas; con nuestras ovejas y con nuestras vacas hemos de ir; porque es nuestra fiesta solemne para Jehová.” Y con original, no me refiero a ser esta la primera vez que se hace, sino que hago referencia a su contenido original… ellos deberían ir camino de tres días, con sus familias, y todas sus posesiones, sus animales, y celebrar fiesta solemne a Jehová.

En ese ceder, el enemigo acepta, primeramente, que vayan solos; sin hijos y sin animales. Ante la presión de Dios, acepta que vayan con los hijos, pero sin los animales… y acá está lo que llama mi atención.

Si lo que tenemos en la salida de Egipto es un cuadro de nuestra salvación, que increíble entender cuán materialistas somos. En su intento de impedir nuestra “salida / salvación”, el enemigo lo hace al “retener” nuestras posesiones materiales, y no a nuestros hijos.

Si miras al mundo, verás un mundo que está dispuesto a entregar a sus hijos pequeños al sistema, con tal de tener más cosas materiales. Pocos son los que sacrifican lo material, para estar con sus hijos.

Sin duda el enemigo conoce el corazón del hombre, y lo usa para impedir su salvación, y la de su casa.  

Preguntémonos hoy, ya como hijos de Dios, ¿qué tan materialistas somos? Aunque el enemigo ya te perdió, él hará lo que sea para impedir que tú sigas y sirvas a tu Señor.

    

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Su Palabra se Cumple

  • Génesis 21:1-4 “Visitó Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como había hablado. Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac. Y circuncidó Abraham a su hijo Isaac de ocho días, como Dios le había mandado.”

En estos  cuatro versículos veía como la Palabra de Dios tiene cumplimiento, y  debe ser cumplida. En los versículos 1 y 2 vemos que la Palabra de Dios se cumple… sus verdades, sus principios, sus promesas, sus profecías, toda ella se cumple. Y se cumple aun en situaciones humanamente imposibles.

Dios cumplió su palabra para con Sara y Abraham, como  había dicho, y en el tiempo que había dicho. Y Dios dio fuerza a Sara, una mujer estéril, avanzada en años, que ya había dejado la costumbre de las mujeres, para concebir y dar a luz a un hijo a Abraham… ¡El hijo de la promesa!

Mateo 24:35El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

2 Corintios 1:20porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.”

Sean profecías o promesas, si Dios lo dice, así será; y esto por increíble, imposible, o asombroso que suene. Sea el fin del mundo, la segunda venida de Cristo, o el pan de cada día, su Palabra tiene cumplimiento.

Por el otro lado, vemos a Abraham haciendo conforme a la palabra de Dios, dándole a su hijo, en el versículo 3, el nombre que Dios mismo le había dado; y circuncidándole al octavo día, como Dios había mandado. Como él es fiel, y cumple su palabra para con nosotros; nosotros debemos ser fieles en cumplir su palabra para nosotros. Así demostramos nuestro amor y fe hacia él.

Juan 14:15Si me amáis, guardad mis mandamientos.

__________________________________________

Les comparto una par de fotos más de la Conferencia en Bucaramanga.

CM 2017 2CM Buca 1

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Por amor a los diez…

  • Génesis 18:32 “Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor a los diez.”

Abraham conversa con el Señor, e intercede por Sodoma y Gomorra. Dios “promete” a Abraham que si hay diez justos, no la destruirá. Sabemos que en Génesis 19:24 Sodoma y Gomorra son destruidas por Dios… “Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos;

Estas ciudades estaban entregadas por completo al pecado sexual; y en forma especifica al homosexualismo. Génesis 19:4-7Pero antes que se acostasen, rodearon la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo. Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos. Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la puerta tras sí, y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad.”

Si no entiendes el lenguaje bíblico, pensarás que estos hombres eran muy simpáticos, y aun decentes, y querían dar al bienvenida a estos ángeles a Sodoma y Gomorra. Dejemos que la Biblia se defina a sí misma, y entendamos porqué Lot llama a este deseo de conocerles… “tal maldad”…

Génesis 4:25Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín.

Al buen entendedor, pocas palabras… Por esto usamos hoy en día palabras como “sodomizar”, “sodomita”, “sodomía”… y ninguna de ellas tiene un buen significado.

Para Dios esto era gran maldad… Génesis 18:20Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo,” Y hasta hoy, Dios no ha cambiado, ni su posición contra este pecado. 1 Corintios 6:9-10¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

La buena noticia es que Jesucristo, el Hijo de Dios, vino para deshacer las obras del diablo; y para salvar a los pecadores de sus pecados, sin importar cuales sean estos… 1 Corintios 6:11Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

Pero lo que más me impactaba del pasaje de hoy, era pensar en el nivel de maldad de estas ciudades, en donde fuera del justo Lot, no habían diez personas que no estuvieran entregadas a pecar. Y me impacta, porque nuestro Señor Jesucristo nos advirtió que antes de su venida, el mundo volvería a ser como Sodoma y Gomorra…

Lucas 7:25-30Pero primero es necesario que padezca mucho, y sea desechado por esta generación. Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.

Dos  características que se verán en el mundo, antes de la segunda venida del Hijo de Dios… días de Noé: Maldad; días de Lot: Pecado sexual. Pregunto… ¿qué vemos en el mundo de hoy?

Cuando el Señor consuma este mundo con fuego… Malaquías 4:1Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.” … ¡qué tremendo es pensar que no habrá diez justos sobre la tierra; sino una maldad total!

Como con Lot, aquellos que hayan sido justificados por la sangre del Cordero, ya habrán salido del mundo cuando éste arda.

Apocalipsis 4:6Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.”

Apocalipsis 15:2Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios.”  

Dos escenas sobre el mar de vidrio, donde está el trono de Dios, en el tercer cielo. La segunda difiere de la primera, en que hay fuego debajo del mar… 2 Pedro 3:10Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

2 Pedro 3:13 “Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.”

Qué esperas… ¿La ira de Dios, o su Salvación?

Romanos 5:1Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

Aquellos que te digan que este mundo va cada vez mejor; y que todo estará bien… primero, no se en que planeta viven, y que noticiero vean; segundo y más grave, están yendo en contra de la profecía bíblica. Veremos la palabra de quién se cumple; si la de ellos, o la del Dios del cielo.

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

DIOS con nosotros!

Esta mañana, y ya en casa después de esos días preciosos con la iglesia de Bucaramanga, terminaba una  vez más la lectura de mi Biblia, de Génesis a Apocalipsis; y me tocaba en lo  más profundo del corazón este pasaje…

  • Apocalipsis 21:3 “Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.”

Esto se dice de la Jerusalén Celestial, la nueva Jerusalén, la santa ciudad, el tabernáculo de Dios con los hombres, la esposa del Cordero… ¡Nosotros!

Pero más allá de impactarme lo que seremos por la eternidad, lo que tocaba mi corazón, y me humillaba, era pensar en el gran privilegio tan inmerecido que tendremos por los siglos de los siglos: ¡Que Dios more con nosotros; que seamos pueblo de Dios, y que DIOS MISMO esté siempre con nosotros!

Al recordar quién soy, de dónde he salido, de dónde me sacó el Señor, y los pecados que él tuvo que cargar en esa cruz… mis pecados… para que sin merecerlo yo pueda estar con él, y él conmigo, por los siglos de los siglos; ¡me lleno de admiración, de humildad, de agradecimiento, y un profundo amor por mi amado Jesús!

Al pensar que por su sangre derramada, yo pecador, a pesar de mi corazón tan engañoso y perverso, de mis malos pensamientos en las profundidades de mi corazón, puedo abrazar a mi amado Señor, y al Padre mi Salvador, por los siglos de los siglos; y como si todo lo anterior fuese poco, reinar con él por la eternidad… ¡me deja sin palabras!    

Solo viene a mi corazón citar las Escrituras, y decir: “Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. … El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.” Apocalipsis 22:17, 20

————— O ————

Les comparto algunas fotos de nuestro tiempo con la iglesia “La Biblia Dice…” de Bucaramanga, en su conferencia misionera.

IMG_6350IMG_6353IMG_6359IMG_6361IMG_6365IMG_6368IMG_6370IMG_6373IMG_6374IMG_6398IMG_6401IMG_6402IMG_6403IMG_6404IMG_6406IMG_6409IMG_6411IMG_6418IMG_6419IMG_6422IMG_6423IMG_6427IMG_6428IMG_6432IMG_6433IMG_6437

Gracias iglesia amada de Bucaramanga por tanto amor para con nosotros; y por su servicio a nuestro Amado Señor Jesús.

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Una Puerta Abierta

Los saludo desde Bucaramanga, para contarles que estamos celebrando con "La Biblia Dice…" de esta ciudad su décima octava Conferencia Misionera. Dios regalaba al liderazgo de esta amada iglesia un tema fascinante: UNA PUERTA ABIERTA. El pasaje lema es…

Apocalipsis 3:8

Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.

En estos días estaremos considerando a la preciosa iglesia de Filadelfia, deseando aprender de su conducta, e imitar su fe en el Señor.

Estrenos de regreso en Bogotá el lunes. Hasta entonces, ruego sus oraciones por este evento tan especial. Nos vemos el lunes, Dios mediante.

Maranata – El Señor Viene

1 Corintios 16:22