Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19/06/17

La Gran Comisión

  • Mateo 28:18-20 “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Hemos realizado conferencias enteras para hablar de la Gran Comisión; y se han escrito libros completos acerca de la Gran Comisión. Acá, en este famoso pasaje, nuestro Señor Jesucristo nos da la Gran Comisión en una “píldora” (tres versículos). Creo que a veces complicamos demasiado, lo que Dios ha hecho tan  sencillo.

No me vayan a entender mal… la Gran Comisión es la GRAN COMISIÓN. Es la tarea a cumplir por parte de la iglesia del Señor Jesucristo, hasta ser arrebatada al cielo. Es el más grande comando, dado al más grande de los ejércitos, por el más grande de los generales, para la más grande tarea de la historia de la humanidad.

Pero a la misma vez, es una tarea que el Señor nos resume en tres puntos o principios.

Porque él es EL SHADAI, el Dios Todopoderoso, a quien toda potestad le ha sido dada en el cielo y en la tierra… con esta autoridad debemos IR, a hacer discípulos a todas las naciones. Esto implica ir a cada nación, para que de esta nación haya seguidores de Cristo. Solo recuerda que no le corresponde a la iglesia establecer le reino. El reino le será dado al Hijo por el Padre; y con el Hijo estará su amada esposa, la iglesia, para recibir junto con su Señor ese reino. Lo que sí nos corresponde es predicar el evangelio a toda criatura, y ser coparticipe con el Señor, por medio de su Espíritu en ese “levantar o recoger” la novia del Cordero de entre todas las naciones.

Para lograr esto, el Señor nos da tres pasos o principios.

  1. Bautizar – “bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;” – Lo primero que debe ocurrir, después de que una persona dice haber puesto su fe en Jesús, es el bautismos en agua de esta persona. Tenemos literalmente miles de ejemplos en la Biblia, de personas que después de haber creído, se bautizaron… Hechos 2:41Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.” Si alguien ha de ser un verdadero discípulo / seguidor de Cristo, su primer paso de fe y obediencia será el bautismo. Sin esto, no estamos cumpliendo con la Gran Comisión, y no estamos haciendo discípulos de Cristo.   
  2. Enseñar – “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;” – Después de bautizarles, inicia el proceso de enseñarles a guardar la palabra de Dios; lo que implica un maestro que guarda la palabra, y un alumno dispuesto a obedecer la palabra. Por eso decimos que el discipulado es vida. Acá puede haber cantidad de metodologías, y todas buenas; pero lo que verdaderamente importa en este punto es que se este dando el consejo de Dios, a través de la palabra de Dios, por medio de los hombres de Dios, en la iglesia local. Efesios 4:11-12Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,2 Timoteo 2:2Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.2 Timoteo 3:16-17 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”
  3. Confiar y depender – “y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” – No solo tenemos su ejemplo en los evangelios, que se vuelven ese manual de la filosofía del discipulado; sino que contamos con su presencia al marchar en obediencia. Esto nos garantiza el poder que necesitamos para cumplir la tarea, como la guía necesaria para hacer bien la tarea. 2 Corintios 3:5no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios,” No vamos solos; ÉL está con nosotros, todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.   

Hoy es festivo acá en Colombia; espero disfruten de este día de descanso.

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Anuncios

Read Full Post »