Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Inspiracional’ Category

Dios Personal

  • Lucas 4:40 “Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades los traían a él; y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba.”

Cada uno de estos enfermos era importante para el Señor, quien, pudiendo hablar la palabra para sanarlos a todos al tiempo (en masa), ponía sus manos sobre cada uno de ellos. Cada uno de estos enfermos, sanados en forma milagrosa, podía hablar de su encuentro personal con Jesucristo, y de su mano amorosa y poderosa sobre él.

El Dios que se toma la molestia de dar a cada ser humano huellas dactilares diferentes a todos los demás, es el mismo Dios de amor que se toma el tiempo para “tratar” con cada uno de nosotros en forma única y personal.

Él pudo haber hecho un ejército de seres humanos, con tan solo hablar; pero del barro hizo a un solo hombre, y sopló aliento de vida en él. De ese hombre tomó una costilla, e hizo a una sola mujer.

Su Espíritu mora en cada uno de sus hijos; y para cada uno de ellos, él es sello, maestro, consolador, guía, etc.

La gente se maravilla de aquellos que en medio de una multitud, pueden estrechar la mano de quien quiera que sea el personaje famoso por el que se han reunido. El Dios del universo, el Altísimo Dios, el Todopoderoso, se preocupa por estrechar tu mano en forma personal. 

¡Qué increíble que cada uno de nosotros puede decir con toda autoridad: “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío”! Y este amado es el REY DE REYES, Y SEÑOR DE SEÑORES.

————- o —————

Por favor no olviden orar este fin de semana por el Retiro de Niños. Que Dios edifique, y salve a muchos. Por un buen tiempo para nuestros pequeños. Para que el Buen Señor les lleve y les traiga con bien. Por su seguridad mientras en el retiro. Para que la poderosa y eterna semilla caiga en buena tierra, en los corazones de estos pequeños, y a su tiempo lleve fruto.  

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Read Full Post »

Marcos 12:43-44
“Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento.”

 

Para el ojo humano, estos ricos han echado mucho dinero en su ofrenda; y la mayoría despreciaría a esta pobre viuda, que echó un par de pesos no más. Pero para Dios, la situación es completamente al revés… ¡Increíble!

El Señor Jesucristo nos deja saber que esta pobre mujer echó más que todos los demás. Dios se agrada del par de pesos de la viuda, y menosprecia los miles que echaron los ricos.

Veo varios factores, en cuanto a la economía de Dios, en este pasaje.

Los ricos han echado de los que les sobra. Ellos no están dando las primicias a Dios, como manda Proverbios 3:9Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos;” Obviamente, están muy lejos de una ofrenda sacrificial para Dios. Ellos sacan pecho, mientras echan las sobras a Dios. Los demás, admirados, dicen: ¡Mira cuánto echó el Dr fulano de tal!

Pero Jesús dice: ¡Mira cuánto echó esta pobre mujer! Ella siendo pobre y muy necesitada (“viuda pobre”), echó, no las sobras, no las primicias, “todo lo que tenía”… y Jesús añade, por si hay dudas, o malas interpretaciones… “todo su sustento

Con esta ofrenda ella manifiesta dos cosas principales: Su gran amor por Dios, y su fe en un Dios suficiente. Para ella Dios lo valía todo, y más. Y para ella Dios, y no un par de blancas, era su sustento y suficiencia.

Estoy seguro de algo, aunque la Biblia no nos de el relato… Dios, mi Dios, cuido de ella.

Hace muchos años, Dios uso a mi hijo Daniel para ilustrarme esta verdad. Daniel tendría unos 6 años no más; y camino a la iglesia le regale veinte mil pesos, diciéndole: Recuerda ser fiel a Dios. La sorpresa vino, cuando en ese mismo instante, después de que mi amada esposa le preguntara cuánto quería dar al Señor, Daniel dijera: todo.

¿Qué? ¿Todo? Pensé en decirle: Hijo, así no funcionan las cosas; es tan solo un porcentaje… Pero Dios de inmediato me mostró algo tan hermoso e increíble… Daniel, no solo amaba a Dios, sino que él sabia que su “papá” le daría todo lo necesario… el no necesitaba veinte mil pesos, pues tenía a su papá (que lo ama, y lo sustenta). Daniel tenía una fe grande en el amor de su papá, y en un Dios que siempre había sido fiel con su papá.      

¿Es Dios verdaderamente nuestra suficiencia?

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Read Full Post »

Lo Que Perdemos!

Jesús dijo a Marta, “¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?” Piensa en esto por un segundo. Piensa, además, cuántas veces dejamos de ver la gloria de Dios a causa de nuestra incredulidad.

Marcos 4:35-41
“Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado.Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas. Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos? Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece. Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza. Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?”

Conocemos bien esta historia, y hemos hablado acerca de ella, de cómo su falta de fe se debe a que El Señor había hablado, y la Palabra de Dios había dicho: “Pasemos al otro lado”. Por esta palabra, nada ni nadie en el universo entero hubiese podido causar que no llegaran al otro lado. Ninguna tormenta, por fuerte que fuera el viento y altas las olas, podía hundir ese bote; ni los principados, ni las potestades podían hundir ese bote.

Pero hoy quiero que pensemos en algo más. Tenemos a los discípulos en esta barca, junto con su Señor; y tenemos una gran tormenta, que causa fuertes olas, las cuales ya anegaban la barca (la llenaban de agua por dentro). Lo lógico, lo que debería pasar después era un naufragio. Hablando humanamente, esto era inevitable; y es por eso que estos “pescadores experimentados” despiertan a su Señor, reclamándole: “Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?”. Jesús dormía plácidamente.

Dos cosas:

  1. Ellos, a causa de su corazón endurecido, han olvidado quién es el que está en la barca con ellos; y qué había dicho, antes de salir. Fíjate como le llaman “Maestro” y no “Señor”. Es interesante recordar acá que Judas nunca le llamo “Señor”, sino “Maestro”. En Mateo 26:22-25, cuando Jesús profetiza de la traición de uno de los suyos, todos le preguntan: “¿Soy yo, Señor?” menos Judas, quien pregunta: “¿Soy yo, Maestro?”. Jesús era el Maestro; pero también, y más, él era el Señor; Dios con nosotros. Nota la pregunta con la que termina la historia: “¿Quién es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?” Unos capítulos más adelante, la historia se repite de alguna manera; y mira ahora cómo termina: Marcos 6:51-52Y subió a ellos en la barca, y se calmó el viento; y ellos se asombraron en gran manera, y se maravillaban. Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban endurecidos sus corazones.” Cuando nuestro corazón se endurece, nos cuesta mucho recordar que Jesús es el Señor, Dios Todopoderoso.
  2. Este es el punto clave de hoy; lo que Dios me mostraba de forma especial: Si ellos hubiesen creído a la palabra de Dios (“Pasemos al otro lado”); y si lo ocurrido, en medio de su incredulidad, fue espectacular, al punto de dejarlos maravillados; ¿qué hubiese hecho Dios, para pasarlos al otro lado, si ellos hubiesen creído a la palabra del Señor? Dicho de otra manera, ¿cuál hubiese sido la gloria de Dios, que ellos habrían visto, de haberle creído al Señor?    

¿Cuántas veces, por olvidar que él es el Señor, y su palabra la verdad, hemos dejado e ver la gloria de Dios a causa de nuestra incredulidad? 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Read Full Post »

La Gran Comisión

  • Mateo 28:18-20 “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Hemos realizado conferencias enteras para hablar de la Gran Comisión; y se han escrito libros completos acerca de la Gran Comisión. Acá, en este famoso pasaje, nuestro Señor Jesucristo nos da la Gran Comisión en una “píldora” (tres versículos). Creo que a veces complicamos demasiado, lo que Dios ha hecho tan  sencillo.

No me vayan a entender mal… la Gran Comisión es la GRAN COMISIÓN. Es la tarea a cumplir por parte de la iglesia del Señor Jesucristo, hasta ser arrebatada al cielo. Es el más grande comando, dado al más grande de los ejércitos, por el más grande de los generales, para la más grande tarea de la historia de la humanidad.

Pero a la misma vez, es una tarea que el Señor nos resume en tres puntos o principios.

Porque él es EL SHADAI, el Dios Todopoderoso, a quien toda potestad le ha sido dada en el cielo y en la tierra… con esta autoridad debemos IR, a hacer discípulos a todas las naciones. Esto implica ir a cada nación, para que de esta nación haya seguidores de Cristo. Solo recuerda que no le corresponde a la iglesia establecer le reino. El reino le será dado al Hijo por el Padre; y con el Hijo estará su amada esposa, la iglesia, para recibir junto con su Señor ese reino. Lo que sí nos corresponde es predicar el evangelio a toda criatura, y ser coparticipe con el Señor, por medio de su Espíritu en ese “levantar o recoger” la novia del Cordero de entre todas las naciones.

Para lograr esto, el Señor nos da tres pasos o principios.

  1. Bautizar – “bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;” – Lo primero que debe ocurrir, después de que una persona dice haber puesto su fe en Jesús, es el bautismos en agua de esta persona. Tenemos literalmente miles de ejemplos en la Biblia, de personas que después de haber creído, se bautizaron… Hechos 2:41Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.” Si alguien ha de ser un verdadero discípulo / seguidor de Cristo, su primer paso de fe y obediencia será el bautismo. Sin esto, no estamos cumpliendo con la Gran Comisión, y no estamos haciendo discípulos de Cristo.   
  2. Enseñar – “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;” – Después de bautizarles, inicia el proceso de enseñarles a guardar la palabra de Dios; lo que implica un maestro que guarda la palabra, y un alumno dispuesto a obedecer la palabra. Por eso decimos que el discipulado es vida. Acá puede haber cantidad de metodologías, y todas buenas; pero lo que verdaderamente importa en este punto es que se este dando el consejo de Dios, a través de la palabra de Dios, por medio de los hombres de Dios, en la iglesia local. Efesios 4:11-12Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,2 Timoteo 2:2Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.2 Timoteo 3:16-17 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”
  3. Confiar y depender – “y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” – No solo tenemos su ejemplo en los evangelios, que se vuelven ese manual de la filosofía del discipulado; sino que contamos con su presencia al marchar en obediencia. Esto nos garantiza el poder que necesitamos para cumplir la tarea, como la guía necesaria para hacer bien la tarea. 2 Corintios 3:5no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios,” No vamos solos; ÉL está con nosotros, todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.   

Hoy es festivo acá en Colombia; espero disfruten de este día de descanso.

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Read Full Post »

Una Fe Grande

Mateo 8:10
“Al oírlo Jesús, se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.”

Esta es la reacción del Señor Jesucristo a las palabras de aquel centurión romano que le ha pedido sanar a su siervo enfermo… Mateo 8:8Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente di la palabra, y mi criado sanará.

Dos cosas llaman mi atención de este pasaje. Ambas están relacionadas con la fe de este hombre; siendo la primera que su fe “maravilló” al Señor. Piénsalo por un segundo, y haz memoria… ¿cuántas veces vemos a Dios maravillado? No muy seguido, ¿verdad? Pero acá está maravillado a causa de la fe de este hombre.

El Dios de maravillas está maravillado de la fe de este hombre a tal punto, que dice: “De cierto os digo, que ni aun en Israel he hallado tanta fe.” Y esta es la segunda cosa: Ni Juan el Bautista, ni aquellos que le recibieron en Lucas 2 (Simeón, y Ana, profetiza), ni su familia, ni siquiera sus discípulos, tenían una fe tan grande como la de este centurión romano.

Él pide a Jesús sanar a su siervo enfermo; y Jesús le dice que lo hará, y que irá a su casa a sanarle. Es allí que él le dice: Señor, yo no soy tan importante como para que vengas a mi casa; pero di la palabra, y mi siervo sanará… allí esta toda su fe; fe en la palabra de Dios, el LOGOS que creo el universo; aquel que estaba con Dios y era Dios en el principio. Aquel que habló el universo en existencia… “Hágase … y fue hecho”

Romanos 10:17Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Hebreos 11:1, 3Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

Dios creó, Dios gobierna, y Dios redime por medio de su palabra. Y es su Palabra la que crea, gobierna, y redime. Y esta era la fe inigualable del centurión romano, en la Palabra de Dios, Jesucristo. 

El mismo capitulo 8 nos da una muestra de la falta de fe que tenían sus discípulos a este punto del tiempo…

Mateo 8:18, 23-27  Viéndose Jesús rodeado de mucha gente, mandó pasar al otro lado.Y entrando él en la barca, sus discípulos le siguieron. Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: ¡Señor, sálvanos, que perecemos! El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza. Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los vientos y el mar le obedecen?

Dios habló, y “mandó pasar al otro lado” … Sin importar en la altura y tamaño de las olas, o la fuerza del mar, pasarían al otro lado; y por eso Jesús dormía tranquilo. Pero ellos no creyeron en el LOGOS.

¿Cómo estamos en cuanto a la fe? ¿Somos como el centurión, o como los discípulos en la barca? 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Read Full Post »

Es innegable que tratamos a la gente según el “precio” que le damos; y por eso se da el favoritismo, la acepción de personas, y otra cosas más. Si tu empleado te invita a comer, y se te hace algo tarde, a ti poco o nada te importa; pero si esa invitación viene del Presidente de la República, podemos apostar que estarás ahí antes de la hora señalada.

¿Cuánto vale para ti el Señor? Este es uno de los temas que trata Malaquías con los sacerdotes del pueblo. Antes de ver el pesaje, tan solo recuerda que Jesús nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios el Padre. Así que, este libro tiene una aplicación tremendamente práctica para nosotros.

Malaquías 1:8
Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice Jehová de los ejércitos.

Malaquías 1:14
Maldito el que engaña, el que teniendo machos en su rebaño, promete, y sacrifica a Jehová lo dañado. Porque yo soy Gran Rey, dice Jehová de los ejércitos, y mi nombre es temible entre las naciones.

Estos sacerdotes jamás se atreverían a presentar al príncipe del pueblo una ofrenda dañada; ellos jamás llevarían animal cojo, ciego, o mutilado, para presentárselo como regalo al príncipe; pero no dudaban en presentárselo al Gran Rey.

Como Jesús los acusará años después, ellos buscaban la gloria de los hombres, y no la gloria que viene de Dios. Para ellos valían más los hombres, que Dios, Gran Rey.

El punto acá es el siguiente… ¿qué trato damos a Dios? ¿Qué damos al Señor, las primicias y lo mejor de nosotros, o las sobras, lo dañado, lo último?

Tan sencillo como preguntarnos… ¿cumplimos la cita diaria con Dios? ¿O será que siempre lo dejamos “plantado”, llegamos tarde, llegamos sucios, afanados, etc.?

La queja de Dios en este punto para con su pueblo es:

Malaquías 1:6 “El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?

¿Nos podría decir lo mismo el Señor?

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Read Full Post »

¡Ánimo!

  • Zacarías 8:13 “Y sucederá que como fuisteis maldición entre las naciones, oh casa de Judá y casa de Israel, así os salvaré y seréis bendición. No temáis, mas esfuércense vuestras manos.”

Esta mañana algo muy sencillo, pero creo que a la misma vez es algo muy práctico, y real para las vidas de aquellos al servicio del Señor, sean pastores, misioneros, líderes laicos, o creyentes activos en el avance del reino de Dios.

Zacarías es uno de los dos profetas usados por Dios, para animar al pueblo que ha regresado de la cautividad, a edificar la casa de Dios en Jerusalén.

En este versículo Dios les deja saber, que habiendo sido maldición, ahora serán salvados, y llegarán a ser bendición. Y les anima a ser fieles en su tarea de edificar la casa de Dios, la cual está abandonada a causa de los ataques de los enemigos de Dios… Esdras 4:24-5:1Entonces cesó la obra de la casa de Dios que estaba en Jerusalén, y quedó suspendida hasta el año segundo del reinado de Darío rey de Persia. Profetizaron Hageo y Zacarías hijo de Iddo, ambos profetas, a los judíos que estaban en Judá y en Jerusalén en el nombre del Dios de Israel quien estaba sobre ellos.

Siempre que nos ocupemos en edificar la casa de Dios, la cual es la iglesia del Señor, columna y baluarte de la verdad, seremos acosados por el enemigo, llegando aun a tener temor… 2 Timoteo 3:12Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

Per es entonces que Dios nos recuerda, que siendo pecadores hemos sido hechos sus hijos, y coherederos con Cristo; como también nos recuerda que desea usarnos como luz a las naciones, siendo así bendición al perdido. Y es allí que nos anima y dice…

“No temáis, mas esfuércense vuestras manos.”

No hay razón para temer, pues Dios está con nosotros… Romanos 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Y además de esto, es él quien fortalece nuestras manos para la batalla, y lo hace por su gracia. 2 Timoteo 2:1Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

Ante el temor y la debilidad, al edificar la casa de Dios, busquemos al Señor.

———— O ————

Gracias a Dios por un muy buen tiempo de compañerismo, edificación, y aun descanso, con los creyentes de Medellín, en el Retiro de Parejas de este año.

Es de gran gozo ver lo que Dios está haciendo en esta obra, por medio de la familia Núñez, para establecer una iglesia modelo en la capital paisa. Dios nos dio un lugar verdaderamente hermoso, y un tiempo en familia, para aprender de la palabra de Dios en cuanto a la crianza de nuestros hijos. Rocio y yo sentimos el amor de Dios por medio de cada creyente.

Gracias a todos por tantas manifestaciones de amor.

Les comparto algunas fotos.

 

 

IMG_0952IMG_0954

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Read Full Post »

Older Posts »