Feeds:
Entradas
Comentarios

Tan Solo Dios…

  • Habacuc 3:17-19 “Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar.”

Ayer veía un especial sobre nuestros hermanos cristianos, quienes viven en medio de ISIS, y en medio de una cultura musulmana que no acepta a aquellos que se convierten del Islam al cristianismo bíblico. Verdaderos héroes de la fe de hoy en día.

Ellos tienen tres principios que les ayuda a vivir en medio del fuego; y son tres principios que realmente nos sirven a todos los creyentes sobre la faz de la tierra, ya sea que “luchemos” contra ISIS, o contra la comodidad y el materialismo de los Estados Unidos.

Estas “tres disciplinas espirituales” son:

  • Escoge bien lo que escuchas
  • Haz de la fe tu filtro
  • Pon tu rostro en tierra y ora  

Hablo de esto, porque esta mañana al pasar por Habacuc, y leer esta porción, no pude evitar el pensar en nuestros hermanos; y cómo, de alguna manera, ellos nos modelan este pasaje.

¡Qué desafío nos lanza Habacuc! Sin importar lo que tenga o no tenga; sin importar lo que haga, o no pueda hacer (¿qué haría un pastor sin ovejas en la majada?); él se alegrará y se gozará en el Dios de su salvación. Para Habacuc, Dios, y su relación personal con Dios, lo era todo. Todo lo demás, era extra, y no era necesario.

Piénsalo… hoy en día, y especialmente en esta zona del mundo, tenemos todo y más de lo que necesitamos; pero abundan también la depresión, los suicidios, el despropósito, etc. Y esto, entre creyentes.

Allí, en medio de ISIS, y el Islam, estas personas llegan a entender quién es Jesucristo, y lo que ha hecho por ellos; y ponen su fe en él, entendiendo plenamente que esta decisión implica todo o nada; y los puede perfectamente llevar a la muerte. Allí, en medio del fuego de prueba, ellos no sufren de depresión; sino que viven plenos de gozo, al punto que más de dos millones de musulmanes se han convertido a Jesucristo por el testimonio de vida, gozo, paz, y plenitud de estos hermanos. Algo que, ni el mundo, ni las tres mil y más religiones pueden ofrecer al hombre. … “Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza,”

Vivimos en un desierto espiritual… hagamos del Señor nuestro todo… y muchos vendrán a la salvación. Pero sin nos ven igual, o peor que ellos, ¿por qué creer?

Que el Señor sea nuestro TODO… 

Colosenses 3:1-4

“Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.”

Lucas 14:33

“Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.”

__________ O __________

Pido su apoyo en oración por dos eventos que se llevarán a cabo este fin de semana: Conferencia Familiar en “La Biblia dice…” del Sur; y el Retiro de Parejas en “La Biblia Dice…” de Medellín. Oremos por edificación de la iglesia, y salvación del perdido. 

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Jonás

Jonás tipifica a la iglesia y su misión de proclamar el evangelio a un mundo perdido, que “no merece ser salvado”.

Jonás, que significa “Paloma”, hijo de Amitai, que significa “verdad” o “mi verdad”, es enviado por Dios a pregonar contra Nínive, ciudad fundada por Nimrod (Tipo de Anticristo), y capital del reino asirio (quienes habían dado cruel muerte a muchos del pueblo de Dios). Por esto, Jonás intenta huir de Dios, yendo a Tarsis en barco.

Lo que quisiera hacer hoy es un breve resumen del libro de Jonás, basado en palabras claves que Dios me regalaba esta mañana. Cuando digo breve, es breve; así que, por favor no esperes algo extenso y profundo.

Jonás 1

Ante la misión encomendada por Dios a su profeta, éste toma un barco para alejarse de la presencia de Dios. ¿A dónde podremos ir, en el universo entero, para alejarnos del Omnipresente Dios?  

Dios prepara una gran tormenta, y causa que los marineros clamen a sus dioses; y a su vez éstos exhorten al profeta a clamar a su Dios, quien quizá tendrá compasión de ellos. La tormenta no mejora, y todos llegan a entender que no se calmará hasta que Jonás sea echado por la borda al mar embravecido.

Antes de lanzarlo por la borda, y ya entendiendo quién era el Dios de Jonás, y la misma causa de la tormenta, los marinos ahora claman a Dios… Jonás 1:14Entonces clamaron a Jehová y dijeron: Te rogamos ahora, Jehová, que no perezcamos nosotros por la vida de este hombre, ni pongas sobre nosotros la sangre inocente; porque tú, Jehová, has hecho como has querido.” 

Jonás 1:17Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches.

Jonás 2

De nuevo vemos un clamor a Dios… esta vez es de Jonás quien clama desde el seno del Seol. Y Dios lo oye, y lo salva, devolviéndole la vida misma… Jonás 2:6Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre; Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío.”

Jonás 2:9-10Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; Pagaré lo que prometí. La salvación es de Jehová. Y mandó Jehová al pez, y vomitó a Jonás en tierra.”

Jonás 3

Ahora, enviado por segunda vez, Jonás obedece, se levanta, y va a Nínive conforme a la palabra de Jehová.

En este capítulo las palabras claves son… Proclamar, anunciar, y clamar. De parte del profeta es el proclamar y anunciar el mensaje de Dios para Nínive. Los de Nínive proclaman ayuno en hombres y bestias; y claman a Dios por misericordia… Toda Nínive, del rey para abajo, cree al mensaje y se arrepiente de todo corazón.  

Jonás 3:10Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo.

Jonás 4

En este capítulo vemos a un Jonás muy molesto a causa de la misericordia de Dios. Las palabras claves en este capítulo son… enojo, y muerte.

Vemos a un Dios que es tarde en enojarse… Jonás 4:2Y oró a Jehová y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal.

Pero por el otro lado vemos a un Jonás, enojado en gran manera, hasta la muerte…

Jonás 4:1Pero Jonás se apesadumbró en extremo, y se enojó.

Jonás 4:3-4Ahora pues, oh Jehová, te ruego que me quites la vida; porque mejor me es la muerte que la vida. Y Jehová le dijo: ¿Haces tú bien en enojarte tanto?

Jonás 4:8-9Y aconteció que al salir el sol, preparó Dios un recio viento solano, y el sol hirió a Jonás en la cabeza, y se desmayaba, y deseaba la muerte, diciendo: Mejor sería para mí la muerte que la vida. Entonces dijo Dios a Jonás: ¿Tanto te enojas por la calabacera? Y él respondió: Mucho me enojo, hasta la muerte.”

TODO ESTO PORQUE DIOS TUVO MISERICORDIA DE NÍNIVE

Ahora, a manera de conclusión grande:

Vemos a un Dios misericordioso preparando cosas, para trabajar con el profeta, y así poder salvar al perdido. Dios se duele por las almas de los hombres, y aun de los animales… Jonás 4:11¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?

Necesitamos crecer y ser cada día más y más como el Señor; y cada día menos como Jonás.

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Amós 5 nos da una buena definición de lo que es el verdadero arrepentimiento. El pueblo de Dios se había alejado del Señor, y andaba en pecado y rebeldía; y en este capítulo el Señor los llama al arrepentimiento, y lo hace con estas palabras…

Amós 5:4, 6, 8, 14 “Pero así dice Jehová a la casa de Israel: Buscadme, y viviréis; … Buscad a Jehová, y vivid; … buscad al que hace las Pléyades y el Orión, y vuelve las tinieblas en mañana, y hace oscurecer el día como noche; el que llama a las aguas del mar, y las derrama sobre la faz de la tierra; Jehová es su nombre; … Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis…”

¿Cuál es el pensamiento central? Buscar al Señor. Si me he desviado; si me he salido del camino; si le he dado la espalda a mi Dios, y él me llama al arrepentimiento, me llama a buscarle.

Lo buscamos en su palabra y en oración; lo buscamos en su iglesia; lo buscamos de corazón… y él lo sabe, y responde. Así también, el Señor sabe si le buscamos de corazón, o no; A DIOS NO SE LE PUEDE ENGAÑAR. 

Salmos 105:4 “Buscad a Jehová y su poder; Buscad siempre su rostro.” 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Ayer nos preguntábamos ¿cuando dura nuestra piedad? El Señor nos llevaba a preguntarnos si nuestra piedad es como el rocío y la nube temprana.

Oseas vuelve a tocar el tema, y no deja saber el por qué es nuestra piedad como ese rocío de la mañana, como esa nube temprana.

  • Oseas 13:1-3 “Cuando Efraín hablaba, hubo temor; fue exaltado en Israel; mas pecó en Baal, y murió. Y ahora añadieron a su pecado, y de su plata se han hecho según su entendimiento imágenes de fundición, ídolos, toda obra de artífices, acerca de los cuales dicen a los hombres que sacrifican, que besen los becerros. Por tanto, serán como la niebla de la mañana, y como el rocío de la madrugada que se pasa; como el tamo que la tempestad arroja de la era, y como el humo que sale de la chimenea.”

En este pasaje “la niebla de la mañana” es el mismo termino de ayer “nube de la mañana”.

Oseas nos deja saber que a causa de la idolatría en nuestras vidas, somos como niebla o nube de la mañana, y como el rocío de la madrugada que se pasa.

Quisiera comentar dos cosas de este pasaje en esta mañana. La primera es entender, como ya lo dije, que nuestra piedad o deseo de hacer lo bueno, será pasajero y de muy corta duración, cuando tengamos esos ídolos en nuestro corazón. Rehusamos morir a la carne, y vivir para Dios, porque ídolos han tomado el lugar de Dios en nuestras vidas, y ya él no es nuestro gran amor. Como vimos ayer, todo se queda en buenas intensiones.

Lo segundo, y tal vez algo que podríamos perder en esta ecuación, es entender las consecuencias de nuestra idolatría. Recuerda por un segundo que estamos leyendo algo que fue escrito a Israel, en una tierra desértica, en donde la lluvia temprana y tardía era fundamental en ese poder llevar fruto, poder recoger la cosecha.

Vivimos en un mundo que se “muere de sed espiritual”; e igual que Jesús en aquel pozo de Jacob, en Juan 4, nosotros tenemos el agua de vida. Pero a causa de la idolatría, la posibilidad de dar esa agua a un mundo sediento se vuelve un “espejismo” nada más.

Me explico… el mundo ve algo especial en ti… pareces una nube capaz de regar agua sobre sus vidas… una chispa de esperanza se enciende en estas personas… pero entonces tu piedad pasa… ese rocío, esa nube temprana que parecía estar a punto de regar la tierra, desaparece… y el calor vuelve a ser abrazador para estas personas. Ya no hay esperanza.

Juan 7:37-39En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.”    

Jesús ya fue glorificado, tú ya has creído en él (asumo que eres creyente en Jesucristo), su Espíritu mora en tu interior… pero, ¿muerto a la carne, andas en la llenura del Espíritu?

Si no es así, nuestra piedad  es como nube de la mañana, y el rocío de la madrugada que se pasa.

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Hoy sí…

  • Oseas 6:4 “¿Qué haré a ti, Efraín? ¿Qué haré a ti, oh Judá? La piedad vuestra es como nube de la mañana, y como el rocío de la madrugada, que se desvanece.”

Al leer este pasaje, tenemos que preguntarnos ¿cuánto dura nuestra piedad?

Nos levantamos, leemos la palabra, Dios nos quebranta, nos habla y señala aquellas cosas que debemos hacer; le decimos que sí… que queremos… que hoy sí lo haremos… oramos… y salimos de casa… ¿qué tanto duran nuestras buenas intensiones?

¿Serán nuestras piedades como nube de la mañana, y como el rocío de la madrugada, que se desvanece? Tal vez te identifiques plenamente con Pablo en Romanos 7:15Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago.

Dios me dijo que ________; y yo le dije, sí Señor; y al poco tiempo esa piedad se ha desvanecido, y este cuerpo de muerte ha tomado el control nuevamente. ¡Miserable de mí!

Aunque esto siempre será parte de la vida cristiana y su crecimiento, no es normal que sea así toda nuestra vida. La victoria puede y debe venir… la victoria se dará en la llenura del Espíritu Santo y de la palabra de Dios.

Considera estos pasajes.

Romanos 8:1-2Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

2 Corintios 3:18Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Efesios 4:22-24En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Que la gloria de Dios se manifiesta en nosotros más allá del tiempo devocional; que nuestra piedad (Esa vida que manifiesta a Dios) no sea como la nube de la mañana, y como el rocío de la madrugada, que se desvanece. 

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

Un Buen Desafío

Hay una tendencia, entre algunos creyentes, a separar la “vida espiritual” del domingo, de la “realidad” del lunes por la mañana. No se puede estar más equivocado. Dios es Dios de todos los días; y él no nos deja el lunes por la mañana… así tampoco nosotros deberíamos dejarlo “en la iglesia” el domingo.

Daniel nos desafía grandemente con su vida. Él era fiel a Dios, y a su trabajo con el rey Dario. Y esto era tan obvio, que tanto el rey, como los enemigos de Daniel, lo reconocen y confiesan. Una vez más, te animo a leer la historia de Daniel en el foso de los leones, en Daniel 6… verdaderamente inspiradora y fascinante.

Daniel 6:4
“Entonces los gobernadores y sátrapas buscaban ocasión para acusar a Daniel en lo relacionado al reino; mas no podían hallar ocasión alguna o falta, porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él.”

Daniel 6:16
“Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre.”

Daniel 6:20
“Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones?”

En el versículo 6 vemos qué clase de empleado era este hombre Daniel. Sus enemigos, llenos de odio y envidia ante los planes del rey de hacer de Daniel el gobernador principal, buscan como acusarle, pero nada pueden usar en su contra… “porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él.”

Daniel verdaderamente era irreprensible en su trabajo; intachable en cuanto a sus responsabilidades con el rey Dario, y su reino.

Ellos se ven forzados a tenderle una trampa en lo relacionado con su Dios; y para esto, engañan al rey, y lo hacen firmar un edicto que dice… “que cualquiera que en el espacio de treinta días demande petición de cualquier dios u hombre fuera de ti, oh rey, sea echado en el foso de los leones.

Daniel, fiel a su Dios, escucha de este edicto, y va derecho a casa… “y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.” 

Ellos le arrestan, y obligan al rey a cumplir el edicto; y es acá que vemos el testimonio que Daniel tenía delante de su señor el rey. En los versículos 16 y 20, el rey dice en dos ocasiones: “El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves”

¿Cómo conciliar esto? Es decir, ¿cómo es posible andar sirviendo a Dios continuamente, y a la misma vez ser el empleado del mes y del año, y que el jefe piense en ponernos de gerentes? 

Cuando servimos a Dios continuamente, seremos los mejores empleados, porque estaremos haciendo las cosas para Dios, y no para los hombres.

Efesios 6:5-8Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios; sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres, sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ése recibirá del Señor, sea siervo o sea libre.

Si los creyentes trabajarán en el mundo como Dios manda, sirviendo a su Dios continuamente, seríamos la fuerza laboral más buscada en el mundo. Y estaríamos dando a los jefes un claro testimonio del poder de Dios. Considera el testimonio del rey Dario, después de este evento…

Daniel 6:26-27
“De parte mía es puesta esta ordenanza: Que en todo el dominio de mi reino todos teman y tiemblen ante la presencia del Dios de Daniel; porque él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos, y su reino no será jamás destruido, y su dominio perdurará hasta el fin. El salva y libra, y hace señales y maravillas en el cielo y en la tierra; él ha librado a Daniel del poder de los leones.”

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22

En el capitulo 4 de Daniel vemos la experiencia inolvidable que vivió el gran rey Nabucodonosor de Babilonia. La Biblia lo titula: La locura de Nabucodonosor.

Parte fascinante de este capítulo es el hecho de que nos regala, como parte de la Palabra de Dios, el recuento de la experiencia por “boca” del mismo Nabucodonosor… Daniel 4:1-3Nabucodonosor rey, a todos los pueblos, naciones y lenguas que moran en toda la tierra: Paz os sea multiplicada. Conviene que yo declare las señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho conmigo. ¡Cuán grandes son sus señales, y cuán potentes sus maravillas! Su reino, reino sempiterno, y su señorío de generación en generación.

Con solo leer esta introducción, entendiendo quién la escribió, y lo que en ella se dice, deberíamos exclamar como nuestro querido personaje latinoamericano decía: ¡Chanfle! ¡Qué increíble!

Advertido por Dios en un sueño, y ante la dureza de su corazón, y la negativa a reconocer el señorío de Dios, Nabucodonosor es hecho como un animal, y echado al campo a comer hierba por siete tiempos… Daniel 4:29-33Al cabo de doce meses, paseando en el palacio real de Babilonia, habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad? Aún estaba la palabra en la boca del rey, cuando vino una voz del cielo: A ti se te dice, rey Nabucodonosor: El reino ha sido quitado de ti; y de entre los hombres te arrojarán, y con las bestias del campo será tu habitación, y como a los bueyes te apacentarán; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que reconozcas que el Altísimo tiene el dominio en el reino de los hombres, y lo da a quien él quiere. En la misma hora se cumplió la palabra sobre Nabucodonosor, y fue echado de entre los hombres; y comía hierba como los bueyes, y su cuerpo se mojaba con el rocío del cielo, hasta que su pelo creció como plumas de águila, y sus uñas como las de las aves.” 

Se dice, en forma humorística, que acá tenemos el primer “Rastafari” de la historia.

Una vez Dios cumple su propósito con Nabucodonosor, y una vez este rey mira al cielo, y reconoce a Dios; increíblemente todo vuelve a la normalidad y aun mejor que antes…

Daniel 4:34-37Mas al fin del tiempo yo Nabucodonosor alcé mis ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta; y bendije al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para siempre, cuyo dominio es sempiterno, y su reino por todas las edades. Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces? En el mismo tiempo mi razón me fue devuelta, y la majestad de mi reino, mi dignidad y mi grandeza volvieron a mí, y mis gobernadores y mis consejeros me buscaron; y fui restablecido en mi reino, y mayor grandeza me fue añadida. Ahora yo Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al Rey del cielo, porque todas sus obras son verdaderas, y sus caminos justos; y él puede humillar a los que andan con soberbia.

Como le diría Robin a Batman: ¡Santos gobernadores, Batman! (Este solo lo entienden los de mi época) Una vez más, ¡qué increíble!

Ahora, creo que el punto principal de esta historia es la potestad de Dios sobre los reyes de la tierra. Es lo que se repite, y es lo que Nabucodonosor aprendió.

  • Daniel 4:17 “La sentencia es por decreto de los vigilantes, y por dicho de los santos la resolución, para que conozcan los vivientes que el Altísimo gobierna el reino de los hombres, y que a quien él quiere lo da, y constituye sobre él al más bajo de los hombres.”
  • Daniel 4:25 “Que te echarán de entre los hombres, y con las bestias del campo será tu morada, y con hierba del campo te apacentarán como a los bueyes, y con el rocío del cielo serás bañado; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que conozcas que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a quien él quiere.”
  • Daniel 4:32 “y de entre los hombres te arrojarán, y con las bestias del campo será tu habitación, y como a los bueyes te apacentarán; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que reconozcas que el Altísimo tiene el dominio en el reino de los hombres, y lo da a quien él quiere.”

De esto habla el apóstol Pablo, cuando escribe a los creyentes en Roma, y les recuerda… Romanos 13:1Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.

Esta verdad da una importancia de medidas descomunales a las palabras del mismo Pablo a Timoteo… 1 Timoteo 2:1-4Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.”

Como creyentes, en vez de estar preocupados por todo lo que el mundo llama conspiraciones; y por quien será el próximo presidente; y si será de derecha o izquierda, y si… deberíamos más bien orar como nos lo pide 1 Timoteo 2. Así Dios será quien cuide su Causa, y coloque en oficina a ese “rey” que ´permitirá que vivamos quieta y reposadamente, con el fin de llevar el evangelio a todas las naciones… “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.1 Timoteo 2:4-6

 

MARANATA – EL SEÑOR VIENE

1 CORINTIOS 16:22